Alfajor Balcarce de fruta (bah, dulce de membrillo, que joder)

En la foto se puede apreciar que
Gardel era un alfajómano más
Es increible lo mucho que los alfajores representan para cada uno de nosotros que vivimos en Argentina o Uruguay. Son como una religión, un dogma, y somos capaces de entrar en guerras cuasi tribales a la hora de defender una u otra marca o sabor. Lo sabemos, nuestra sangre, nuestro ADN esta hecho de alfajores, de esos que nos llenaban en el jardín cuando eramos chicos y que hoy, al tener el estomago y la panza más grande, necesita al menos de un triple para sentirse satisfecho.
Habiendo nacido acá es facil entender esto, pero desde el primer día que empecé a escribir este blog me pregunté ¿qué opinará una persona que prueba por primera vez un alfajor? ¿qué piensa un extranjero de estas maravillas de la ingeniería del dulzor? Al no existir desde mi humilde punto de vista una buena campaña para hacer conocer al resto del mundo lo que los alfajores argentinos son , mucha gente pasa por este país sin siquiera probarlos. O, en su defecto los prueban de casualidad cuando ven un local de Havanna en el microcentro que por alguna razón les llama la atención. Pero en las campañas de turismo que el gobierno realiza no creo que mencionen al alfajor junto a Gardel, Maradona, el mate y el asado, cosa que me parece injusta. Aclaro que no hablo sin conocimiento de causa, si alguien sabe más de la materia y me quiere ilustrar bienvenido.
¿qué opinan los extranjeros de los alfajores? Hace un par de años me pude sacar la duda sobre esta cuestión. Conocí una chica mexicana, que quedo enamorada de los alfajores, tanto que cuando se fue le regalé una caja llena de los mismos elegidos por mí. Como si esto fuera poco recientemente conocí una chica de un país remoto y desconocido para la mayoría de nosotros: Islandia. Tras hablar un rato con ella no pude evitar sacarme la duda sobre su opinión con respecto a los alfajores. Su respuesta fue tajante: "sin duda es una de las cosas que más voy a extrañar cuando me vaya de Argentina".
Buscando un poco en la web encontré este artículo escrito por un inglés fanático de los alfajores argentinos que curiosamente nunca anduvo por estas pampas. Si manejan el lenguaje de Shakespeare les recomiendo leerlo, ya que incluso el muchacho ha redactado una "Oda al alfajor argentino" que es simplemente increíble y divertidísima. Les traduzco un par de frases imperdibles:

And in my hand, there glittered then
In golden rounded form
An alfajor! Sweet Alfajor!
The calm before the storm.

Y en mi mano allí brillaban
en dorada forma redonda
un alfajor! dulce alfajor!
la calma antes de la tormenta.


"Come, alfajor, come into my mouth,
I have already started to dribble.
Come, alfajor, you are all I desire"
And with that she started to nibble.


Vení alfajor, vení a mi boca
Ya había comenzado a babear
Vení alfajor, sos todo lo que deseo
y así es que ella comenzó a mordisquear.


Con esta pequeña muestra queda claro que el alfajor es un producto que sería facilmente exportable a cualquier lugar del mundo. Ojalá ocurra que un día al decir que uno vive en Argentina enseguida le digan "ohhh yes, maradouna, tangou, alfajour". Ese día seré feliz. Por lo pronto yo ya tendría que empezar a escribir alguna review en inglés o algo para atraer extranjeros. Si sólo viera un solo peso de esto....sería tan feliz....pero todo por la causa alfajoril.
Dulce de membrillo y alfajor:
no es la mejor combinación
Como bien habrán leido en el título hoy hablaremos de los alfajores Balcarce pero en su versión fruta. Es bien sabido lo denostados que resultan los alfajores con relleno de fruta dentro de la comunidad alfajómana. Sería interesante saber por qué sucede este fenómeno, que ni yo mismo me logro explicar. En mi caso no me atraen demasiado porque me hacen acordar a las facturas rellenas con mermeladas o dulces similares y que nunca me gustaron mucho. Pero no creo que sea la misma razón para el resto de los lectores así que me gustaría saber su opinión.
Para los que nunca fuimos de vacaciones con la familia a Mar del Plata los alfajores Balcarce eran casi desconocidos hasta hace un par de años que la empresa se vendió y se expandió haciendo llegar sus locales a Capital Federal. Es así como recién hace un par de años probé por primera vez un alfajor de dicha marca que según los que me habían dicho varios no le llegaban ni a los talones al otro orgullo local, léase Havanna. Pero como a mí no me interesa ninguna disputa local por la supremacía los pruebo como todo adicto a los alfajores que pulula por este país debe hacer.
El packaging es el típico de los alfajores Balcarce, cerrado al vacio y de color celeste que no destaca ni llama la atención demasiado pero donde destaca claramente el logotipo de la empresa con el emblemático lobo en el que taaaantas familias se han sacado una foto. El mismo lugar donde están esos ladrones que te quieren cobrar por una foto como si fuera una pepita de oro, igual la culpa no es de ellos sino de los idiotas que pagan por semejante atropello.
Al abrir nos encontramos con un alfajor simple (o doble, ya lo discutimos y no sé como quieren que los llame, digamos un "no triple", ¿esta bien?) de color blanco. La cobertura en este caso es de merengue, en forma de un polvo blanco semicompacto que sumado a que no me es de mi predilección resulta demasiado dulce, casi empalagoso. Se deshace bastante y genera pequeñas miguitas molestas que quedan en el fondo del paquete o en el peor de los casos en nuestra remera/camisa/blusa/camiseta de frisa/desaviyé (supongo que se escribe así).
La masa esta compuesta por dos galletitas de color amarillo claro que no tienen demasiada presencia y que se quiebran de manera justa para no molestar al consumidor. El relleno claro esta es una capa no demasiado abundante de dulce de membrillo que también me resultó ligeramente empalagoso. Lo que si molesta y mucho es la excesiva presencia del saborizante de limón que tapa el sabor del conjunto y que hace que uno piense que esta comiendo un alfajor de dicho sabor.
En este sentido la experiencia ya no demasiado satisfactoria para mí de comer un alfajor de fruta resulta degradada por el fuerte sabor de la esencia y que me hace no desear seguir comiendo alfajores de esta variedad por mucho tiempo, por lo menos de esta marca. Por último quiero destacar que el sabor queda poco tiempo en la boca aunque con lo anteriormente dicho es mejor ya que no es demasiado agradable la sensación. Es una lástima porque he probado otros sabores de alfajores Balcarce y me resultaron interesantes, algún día haré su crítica obviamente así que atenti. Es por eso que resumo todo diciendo que:


Lo bueno: las galletitas son suaves

Lo malo: el excesivo sabor a limon, el merengue resulta empalagoso

Calificacion: 2 sobre 5



Comentarios

Changita dijo…
He probado casi todas las versiones del alfajor balcarce... y coincido con vos con el de fruta. Nunca me gustó.
El de chocolate si, me encanta...

Gardel la rockea(ba)


Besos!
Eric dijo…
"La masa esta compuesta por dos galletitas de color amarillo claro que no tienen demasiada presencia y que se quiebran de manera justa para no molestar al consumidor."

Una gran observación, como a las que ya nos tiene acostumbrados. Igual, estoy en minoria: sigo y seguiré hinchando a favor de los alfajores de fruta, pero me rindo ante la autoridad: este no lo voy a probar. Prefiero quedarme con el recuerdo del postre Balcarce, ese sí, una auténtica genialidad.
Krocita dijo…
Los unicos alfajores de fruta que disfruto son los santafecinos, de durazno, membrillo o ciruela.
En el caso del Balcarce comparto 100% su opinión.
Lo que si me pierden de esa marca son los conitos.
Muy buena la oda completa.
A.M. dijo…
Concuerdo con Eric que Balcarce dejó su huella con el postre, pero en mi infancia, recuerdo que eran serios competidores de Havanna.
La cosa era así: para excelente calidad tenías Havanna, para algo no tan bueno tenías Balcarce y para algo toraba para llevarle a toda la familia por poca plata tenías los Trassens.
En los 80's los Balcarce tenían buena fama y a fines de esa década se expandieron llegando a los kioskos de capital y sacando cosas raras como el alfajor de frutilla, con galletita dura y una pasta rosa que si bien era original, también era una cagada.
Después desaparecieron volviendo tal vez a sus orígenes, no sé si en calidad porque no los volví a probar y ahora vuelven a nuestra ciudad con una calidad que evidentemente no es lo que era.
Aprovecho este momento para recomendar dos joyas marplatenses para cuando alguien viaje: los alfajores Bristol y lo Trufles. Sobre todo los Bristol, son fantásticos.
Natalia Alabel dijo…
Jajaj, una oda a los alfajores en inglés, qué delirio. A mí los de fruta me gustan en general.

El Guaymallén de fruta, por ejemplo. Sé que la cubierta es berreta, y que el dulce no tiene sabor a fruta sino a un algo empalagos e indefinible. Sé que es feo. Sé que no le gusta a nadie.
Pero yo me lo como igual!!
Jesús dijo…
Decente apenas, ahí nomás. Coincido plenamente amigazo alfajorero. Hay mejores productos de la factoria Balcarceña y sin ir más lejos por aquí nombraron unos frutales que seguramente no sean muy populares, pero si que inmortales y con eso ya me sobra y basta: los queridos Guaymallen y los clásicos Trassens (en una ya lejana epóca tenían uno merengado que era un placer de los Dioses cumpa!!!)

Saludetes y sea feliz!!
tiacosas dijo…
De Balcarce, la especialidad que rockea es el mini budincito bañado en chocolate. Para alfajores prefiero los Havanna. Pero si alguien conocido suyo viaja a la feliz, pídale los Trufles que señaló el comentarista más arriba, específicamente unos de chocolate y nuez. Son una delicia extraña, su altura en pricipio es molesta, pero el sabor lo compensa. Según tengo entendido están relacionados con los Trassens, pero no estoy segura.

Le deseo muchos alfajores de felicidad!
Anónimo dijo…
Los mejores alfajores de la galaxia son los Sueños del Mar, se consiguen en San Bernardo y Mar de Ajó, donde además ves como los hacen, envuelven y demás. Hay gente que se quedó pretrificada mirando la vidriera por HORAS mientras se manducaba la caja que se compró.
Lord Khyron dijo…
Estimada Changita: Hace un tiempo probé el de chocolate, debo conseguir otro para la review.

Estimado Eric: me parece bien seguir perteneciendo a la minoría que defiende los alfajores de fruta, a mí realmente no me apasionan pero creo que merecen su lugar.

Estimada Krocita: los conitos se la rebancan, es cierto.

Estimado A.M.: tomo sus consejos y la próxima vez que pise terrenos marplatenses trataré de conseguir dichos alfajores.

Estimada Natalia Alabel: si existen es porque hay gente que los compra, siga apoyándolos!

Estimado Jesus: Debo conocer otras delicias de Balcarce, me las debo.

Estimada Tiacosas: bienvenida y tomo su consejo, que seguramente disfrutaré.

Estimado/a anónimo/a: nunca estuve en esos lugares de la costa, espero que alguien me consiga dichos alfajores porque nunca los probé, ¡es injusto!

A todos les deseo mucha salud y alfajores!!
m. dijo…
De la interna Balcarne -Havanna, yo era de Havanna.
Krocita dijo…
No probé los alfajores Truffles, si las trufas de ahí y están buenísimas. En mi próximo viaje los pruebo. Lord si quiere le traigo.
alfajor popularrr dijo…
Lo de los alfajores de fruta es todo un tema, que marca frontera incluso más que la disputa chocoloate/cobertura. Se me ocurre que se los puede tolerar en tanto otorgan un matiz, una pequeña posibilidad de entretener el paladar con algo distinto, muuuy cada tanto.

En otro orden de cosas, quiero salir a defender a Balcarce contra todo aquél que ose dudar de sus virtudes. Balcarce es clásico de clásicos, y merece ser respetado.

Y los sueños del mar nunca los probé, pero siempre me llamó la atención su grandilocuente publicidad sobre la ruta 2, digna de una marca de lencerían erótica o algo así, más que de un simple alfajor...
Anónimo dijo…
Todos los alfajores de Mardel que he tenido la desgracia de probar han sido horribles...solo superables en asquerosidad por esa masa amorfa y pasada de azucar con dulce de frutas que hacen en Córdoba
Zaratustra.
Sol dijo…
2 cosas:
había un alfajor Balcarce cuando era pequeña que era de frutilla, un especimen que jamás volvi a encontrar...
Otra cosa, probaste el alfajor "abuela Goye" de chocolate blanco???? Es realmente orgásmico....
Saludos
Natalia Alabel dijo…
Ayer, sin ir más lejos, estaba por la calle con hambre y poco dinero*. Y me compré un Guaymallén de paquete verde. Algo que no dije es que tengo una dieta restringida en proteínas debido a un problema renal; como el dulce de leche es bastante proteico (es un lácteo después de todo), trato de comer fruta u otros dulces con poca proteína. Y el Guaymallén es de los pocos de fruta que se encuentran en los kioskos.
De todas formas debo admitir que lo comía desde mucho antes de saber que tenía problemas de riñón, así que no tengo excusa, jaja!

*dicho así parezco una indigente, pero no lo soy (aún)
Ce dijo…
Los alfajores Balcarce de frutilla que nombra Sol volvieron al mercado. De chica era fanática de estos alfajores y no saben la alegría que me dió volver a econtrarlos...
Rellenos de un dulce de frutilla bañados en chocolate con leche.
Los Recomiendo!!! (sobre todo si les dan un golpe de freezer antes de comerlos)
Saludos-
Anónimo dijo…
Gente...la posta en lo que se refiere a los alfajores de fruta es el de Guaymallen...

Saludos!
Anónimo dijo…
Hola debo decir, con orgullo que trabaje 15 años en alfajores balcarce y me interese mucho en su momento por las recetas, y la gran diferencia entre las de balarce y havanna hera que las de havanna se elaboraban con manteca y las de balcarce con margarinas de primerisima calidad pero margarinas al fin, en cuanto al resto de los ingredientes ambas empresas utilizaban los mismos, de marcas lideres como suchard, lerithier, ghelco, etc, etc, la nueva empresa que se hizo cargo de alfajores balcarce,si bien la salvo y la expandio nuevamente, abarato bastante los productos sobretodo en el tamaño por lo que un alfajor havanna pesa y sabe igual que hace 30 años y el de balcarce sabe igual pero le sacaron 10 gramos, en fin si quieren comer un alfajor balcarce elaaborado como en sus mejores tiempos compren un bristol que los elabora un hijo del fundador de balcarce y ese no tiene nada que envidiar a un havanna, saludos desde mar del plata y cuando vengan no se olviden de comerse un alfajor

Posdata : el alfajor de fruta es rico con un te sin azucar.
loco_suelto@yahoo.com.ar
Anónimo dijo…
el mejor alfajor de Balcarce es el de HOJALDRE, es muy empalagoso en verano, pero es Unico.
Aline dijo…
Perdón por mi 'portuñol', pues que soy brasileña, pero tengo que decir que los alfajores argentinos son muy conocidos en Brasil!
Creo que ya son vendidos em Sao Paulo (pero soy de Rio y aqui no tenemos).
Yo estuve en Buenos Aires en 2008 y 2009 e siempre compré muchas cajas de Havanna como regallos a mis amigos e a ellos les encantó!
Tambien comi el alfajor Balcarce y mi preferido fue el "Blanco con Nuez" - "uma delícia!"
;)
Tengo una amiga argentina que me dice que los argentinos no comen alfajores havanna, que son 'para turistas'... Entonces probe algunos de otras marcas pero a mi no me gustó mucho...
osvaldo dijo…
El alfajor no gusta con menbrillo, porque no usan un dulce artesanal.Por favor, prueben uno sin agregados y les encantará.Se imaginan en alfajor!
Anónimo dijo…
Hola: lei los comentarios y debo coincidir con el que dice que si querés probar el verdadero alfajor marplatense, comé un BRISTOL, son como los antiguos, de excelente calidad y grossos.de los gustos no hablaré, pues cada uno tiene el suyo, pero son todos muy cuidados.
una marplatense alfajorera!
Anónimo dijo…
lo mejor de balcarce es el postre marcado a fuego, no hay potre en el mundo como el balcarce, y de balcarce lo mejor son las sierras ( si van a mar del plata hagan el trayecto mar del plata - balcarce por la ruta 226) y fangio!!!!! aguante el chueco loco!!!!!!
Anónimo dijo…
Hola chicos les recomiendo un alfajor que me volvía loca cuando era chica!! Se consigue mas bien en la provincia de buenos aires, pocos quioscos de capital lo tienen se llama Capitán del espacio, el que es blanco con dulce de leche adentro....con un te o cafe es tremendo!! Saludos!
Vane