Alfajores "bajoneros" Marley desde Uruguay

Todos tenemos muertos en el placard. Todos tenemos canciones que nos da vergüenza reconocer que nos gustan, y que secretamente escuchamos cada tanto con nuestros auriculares, mirando para todos lados que no haya algún compañero de trabajo o amigo que nos enganche con las manos en la masa. 

Soy un amante del heavy metal, del hard rock, del rock progresivo, de los músicos que tocan bien y que hacen música con el alma, que piensan primero en la calidad y si eso les trae dinero bienvenido....pero así y todo a veces uno escucha ciertas canciones de otros géneros que uno no puede evitar que le gusten por más que uno reconozca claramente que son cantantes o bandas de mierda, o que su música apesta por los cuatro costados. Así es como hoy queridos alfajómanos que hoy voy a reconocer algunas pocas canciones que a pesar de estar ubicadas en las antípodas de mi gusto personal, reconozco que cuando suenan las disfruto y hasta me las he aprendido para cantar....un horror.

Ya lo decía yo por tu cara...
Sin ningún tipo de orden, me acuerdo de algunas canciones que me dan vergüenza que me gusten:

Odio la manera nasal en la que este tano ladrón canta, tiene cero onda y es responsable de una de las frases más horrendas jamás escuchadas en una canción de amor: "gracias por existir". A pesar de eso esta canción me encanta:



Este tipo estuvo en Menudo y cantó con Ricky Martin. Hizo algo de rock, se hizo el malo, hizo canciones de amor....de todo un poco. Lo único que puedo decir que esta canción es increíble.


 


Un video super grasa, que chorrea ochentas por todos lados y que me hace pensar en Olmedo y Porcel. Sin embargo esta canción me hace dar ganas de ponerme los pantalones naúticos, una camisa blanca y salir a correr por las playas del Caribe mostrando mis pelos en el pecho.

Otro cantante grasa que escuchan las señoras mayores de 60 que gustan de decir "diabetis", que saben curar la culebrilla y siguen diciendo que estás "empachado", poseen cassettes de Dyango, Camilo Sesto y Valeria Lynch. Con todo eso, esta canción me parece hermosa:


Y la última canción vergonzosa por hoy: este muchacho me cae bien porque a pesar de dedicarse al género "melódico grasa apto para minitas", creo que el sabe que lo suyo es puro negocio y por eso me lo imagino que en su casa escuchando Black Sabbath o Iron Maiden a todo lo que da, tiene orgías con enanas vestidas de sadomasoquistas y practica el culto a Horacio Embón. Esta canción es recontra "minita" pero me gusta y me da vergüenza reconocerlo: 



Muy pronto habrá más canciones vergonzosas, y espero que me cuenten las suyas, no sean humildes. Vamos a la review propiamente dicha de los increíbles alfajores Marley, traídos por mi Lady Alfajor desde Uruguay hace unas semanas.


Packaging
un celofán transparente que deja ver claramente el contenido. Destaca por sobre todas las cosas la hoja de marihuana por debajo del nombre "Marley" (apellido que dudo que Rita Marley esté cobrando por su uso). Simple y directo, sin estridencias.

Cobertura
El baño de repostería (llamado legalmente "simil chocolate" en Uruguay) es ligeramete grasoso y se pegotea en los dedos y en el mismo paquete, algo molesto. El sabor a cacao se nota y acompaña bien.
Lo realmente notable es que es la primera vez que veo que en el interior de la galleta encontramos la misma cobertura. Para entender mejor: quizás no se note en las fotos pero a diferencia de lo que ocurre con la mayoría de los alfajores, que son bañados luego de que se les agregue el dulce de leche, en este caso las galletas son bañadas por completo y luego se arma el alfajor. Algo muy interesante.

Relleno
Mucho, pero mucho dulce de leche, lo suficientemente pastoso para que se estire, y que al ser agregado luego del baño queda totalmete a la vista. No empalaga y su presencia es realmente notable.

Galletas
De color oscuro y semiduras, no llegan a ser crocantes y con mucho sabor a cacao. Generan pocas migas. Al ser mordidas el dulce de leche se comienza a escapar por los costados, algo no muy común por el hecho de no estar sostenidos por la cobertura.

Aroma
No se destaca por un aroma intenso, de hecho casi no tiene, algo bastante extraño.

Tamaño
No especifica el tamaño en el paquete pero calculo que pesará unos 45-50 gramos. Tamaño más que justo.

Post degustación
No dura demasiado el sabor en la boca y cae algo pesadito, es bueno acompañarlo de una bebida tipo café.

Precio
Al ser comprado en Uruguay Lady Alfajor no recuerda su precio, si algún amigo uruguayo puede pasar el dato se agradece.

Se puede conseguir en
Este fue conseguido en las playas uruguayas de Punta del Diablo, desconozco si se puede conseguir fácilmente en el resto del hermoso país vecino.

Calificación final del Lord
La verdad es que el nombre "bajonero" intenta hacerse cómplice con el consumidor de sustancias alucinógenas que luego de una fumata tiene ganas de comer algo que le sacie el hambre que suelen provocar estas prácticas. Como nunca consumí ningún tipo de sustancia fumable o en pastillas que altere mis sentidos no puedo decir si cumple o no su función, pero sí puedo decir que a la hora de llenarse con algo rápido estos alfajores funcionan, aunque como dije antes, caen algo pesados. Mi puntaje final son 3,5 puntos sobre 5.
 
¡Salud y alfajores para todos!

Comentarios

Scabbers dijo…
Por la review del alfajor se merece que opine sobre las canciones, mal,diossantomequierocortarlapicha, digamos que salvo "Careless whisper" te buscaría con la escopeta, pero nos quedamos sin Lord.
Sergio Denis me gustaba alguna que otra...y alguna de Britney Spears. Ya sé, mejor busco arsénico y acabo con mi sufrimiento XD
Unknown dijo…
Estuve en Uruguay y me traje unos cuantos alfajores pa´catarlos. Muchos no pasan de la media, pero hay otros que realmente son interesantes.
En cuanto a las canciones, "Private Emotions" de Ricky Martin, "I want rock and roll" por Britney, algo de Adelle y alguna otra por ahí, son mis vergüenzas. Si, ya sé, voy a matarme un ratito y vuelvo...