un poco de merengue chico!

ellos bailan merengue, yo me lo como
Tan pronto como vi en el kiosko el alfajor Terrabusi con mousse y relleno de merengue no pude evitar preguntarme si no existe un alfajor con relleno de mambo, salsa o chachacha. Tras un breve ataque de genialidad y erudición me di cuenta que en realidad "merengue" hace referencia a esa sustancia blanca y dura hecha con azucar y huevo, y no a ese hermoso baile que hiciera mundialmente famoso....este tipo....ehhmmm, este que baila tan bien....bueno, ustedes saben de quién hablo.
Si tuviera chocolate de verdad merecería llamarse "Premium"

Pero mejor vamos a lo que nos compete, que para algo me pagan, che. Este alfajor viene en un packaging con el típico color dorado que Terrabusi usa hace varios años en varios de sus productos. Al morder el alfajor encontramos que posee una galletita blanda con sabor a chocolate, que se desmigaja fácil y ayuda a disfrutar más de su sabor. En el medio se encuentra, como desafiante, el blanco merengue, más duro que el resto del alfajor, lo cual puede confundir en un momento. Hay que aclararlo: el merengue como ingrediente puede ser un arma de doble filo, ya que en general a la gente o le gusta mucho o lo detesta, sin punto medio. Por otro lado la conjunción del merengue con el dulce de leche también puede causar cierto empalagamiento. Además nos encontramos con una capa de crema de mousse que resulta escasa y su sabor queda oculto tras la fuerte presencia del dulce de leche.
Por último, pero no por eso menos importante: esta cubierto con baño de repostería y no de chocolate real, como todos sabemos que debería tener para hacer honor a la etiqueta "Premium" que figura en el envase, lo que hace que no pueda ingresar en el podio de los verdaderos grandes.En definitiva, es un muy buen alfajor, recomendable sólo para aquellos que gustan del merengue, los que no huirán despavoridamente como Tevez al mostrarle un diccionario enciclopédico. Para disfrutarlo mejor ponéte un disco de Cradle of Filth al tiempo que sacrificás virgenes en un ritual umbanda.

Lo bueno: el merengue en conjunto con los demás rellenos hace una buena combinación.

Lo malo: puede llegar a empalagar a algunas personas, no esta bañado en chocolate

Calificación: tres alfajores y medio sobre cinco

Comentarios

Krocita dijo…
Me hizo recordar un poco a las rellenitas chunky (si me habré empachado comiendo eso cuando era una niña).
Como a todo alfajor lo terminé con dignidad, pero definitivamente no lo vuelvo a comprar.
Jesús dijo…
Perate che, a mi me gustan y punto. Debe ser porque me gusta mucho el merengue quizás. Ni idea.

Por cierto, descubrí este hermoso blog dedicado a estas delikattessens que nos hacen engordar mas de la cuenta gracias a una búsqueda sobre el mitico y querido Suchard, del cual me declaro tremendamente fanatico a toda costa. Y soy de Mar del Plata, donde los Havanna siguen haciendo historia. Estaría bueno también que analices metodicamente los tan dejados de lado Balcarce, que tienen sus cositas lindas eh.

Bueno, te mando un gran abrazo pa' alla, mil gracias por todo el laburito que te tomas y a seguir así de bien, que el mundo al fin de cuentas es un empalagoso alfajor!!!