Alfajores Fuego, daaaame el ídem de tu amoooor

Mini Alfajores "Solitas", una novedad de aquellas.

Buenas, mis queridos alfajómanos. Ustedes saben que uno de los mantras de este blog es "todos somos alfajómanos" y este posteo es muestra de eso. Este análisis está escrito por un viejo seguidor de este blog, el señor Alfajor Popularrr, un alfajómano de ley que cada tanto envía sus artículos para que sean reproducidos en este espacio. Si vos querés enviar el tuyo hacelo al mail losalfajores@gmail.com.

Sin más palabras los dejo con la review: 

LOS MINIALFAJORES SOLITAS, UNA NOVEDAD DE AQUELLAS

Por Alfajor Popularrr

Yo no quiero agrandar lo que no vale la pena, señores, no quiero ser un exagerado, pero lo que vengo a comentar acá es para mí un gran hallazgo. No tanto por la  factura en sí del producto, sino por la idea y la presentación. Estoy hablando de los Minialfajores de Solitas, una marca tradicional de galletitas de bajo presupuesto.

Todos conocemos los alfajores que vienen en bandejita, de a media docena, ideales para compartir, o por si realmente tenemos muuucha hambre. También conocemos las tapitas tamaño copetín para que armemos nuestros propios alfajorcitos de maizena poniéndoles el dulce de leche. Pero esto es algo radicalmente distinto, por las posibilidades que plantea. 

Estos Minialfajores tienen un diámetro similar al de una galletita Melba, pero son alfajores hechos y derechos, con sus tapas y su relleno, por lo que son más altos. Y vienen en un paquete del tamaño de un surtido tradicional. Y créanme que meter la mano en una bolsa y que salgan alfajores y alfajores para comer hasta morir es una sensación hermosa. La recomiendo para momentos de bajón y gula jodida (me lo contó un amigo, eh?). Pero no nos quedemos en eso y demos un poco más de detalles. 

Tenemos tres versiones: los minialfajores de chocolate, los glaseados y los de fruta. Los primeros son sin lugar a duda los mejores. Tienen un baño de repostería correcto, un rico dulce de leche y tapas con saber a vainilla con la dureza justa. 

minialfajor Solitas negro

Ya con los glaseados la cosa viene un poco más complicada, porque son realmente empalagosos y caen muy pesados. La cobertura es demasiado dulce, el dulce de leche es el mismo, y las tapas son más duras. Sólo recomendable en momentos de extrema necesidad.

mini alfajor Solitas Blanco


Me jugué a pleno por esta reseña y me le animé a los de fruta, a los que les tenía mucho prejuicio. No porque no me gustan los alfajores de fruta (me parecen un producto super respetable que abre muchas posibilidades), pero tratándose de esta marca daba para sospechar. Ya el paquete, en el que se hacen cargo de que el relleno apela a un significante vacío de lo que es “fruta” sin aludir a ninguna en particular (o bien a muchas al mismo tiempo), nos avisa que estamos ante un riesgo de intoxicación.

mini alfajores Solitas fruta


Pero por suerte no, estamos ante un producto más que digno, con un relleno de una especie de mermelada de un color rosáceo medio venenoso, pero de sabor agradable. Las tapas son más crocantes que las de los minialfajores de chocolate, y el baño de cobertura es bastante parecido, redondeando un producto que zafa bastante, y para quien esto escribe es superior a los glaseados.

En resumen, y pasando a los puntajes… 

La idea de los minialfajores: 5 sobre 5.
La concreción de la misma: 3 sobre 5. Si fuera una marca de mayor experiencia en el tema, como Fantoche, o premium, como Cachafaz, estaríamos ante un producto digno de ser regalado para un casamiento.
El minialfajor de chocolate: 4 sobre 5.
El glaseado: 2 sobre 5.
El de fruta: 2,5 sobre 5.

Así que ya saben, estén atentos la próxima vez que vayan al chino, o al almacén, y tengan en cuenta  esta idea que puede salvar una sobremesa estirada de un asado entre amigos, ser un buen complemento para el desayuno, o  llevar nuestra pasión por los alfajores a un nuevo nivel.

Comentarios