Alfajores Freddo de chocolate y limón: ¿un "anhelado" deseo?

No sé por qué pero nunca en este blog analicé alfajores helados. Hubo una época en la que había en todos lados y, vaya a saber uno cuál fue la razón, desaparecieron olímpicamente de casi todos los kioskos y heladerías. Pero cada tanto aparecen, como es en el caso de estos Alfajores Helados Freddo, y antes de que surjan los detractores diciendo "esto no es un alfajorrrrr, muerteeee!!!", simplemente hagamos el ejercicio de renombrarlos como "postre helado con forma de alfajor" o "alfajor con forma de postre helado". Y si tampoco no te gusta nombrarlos así.....¡mejor! ¡más para nosotros!

En este blog también hemos analizado otras cosas, tales como galletitas, conitos, etc y siempre está bueno diversificarse. Además, Freddo se enteró de nuestra existencia y decidieron mandarme una caja bien llena de estas pequeñas delicias heladas, en dos versiones: una rellena de helado de dulce de leche y otra rellena de helado de mousse de limón y las cuales analizaremos a continuación:

Alfajor helado de dulce de leche Freddo

Una de las cosas que más me llama la atención es el hecho de que esté bañado solo a la mitad. ¡Me hubiese encantado que esté bañado completamente! El baño es de repostería, no de chocolate y es semiamargo, lo cual me parece más que adecuado para no competir en dulzura con el relleno aunque sería genial que sea de chocolate real. La capa no es particularmente gruesa y más allá de lo que dije al principio sobre que no cubre enteramente al alfajor, le da un toque de personalidad interesante.

Las galletas son gruesas y esponjosas, y al estar obligatoriamente en la heladera es bueno que así sea, porque si fueran más duras sería complejo morder sin hacer que el helado se desparrame por todos lados. Tienen un gusto a cacao suave y son muy ricas, a la vez que generan pocas migas. El relleno es sin duda la estrella del conjunto y acá encontramos la personalidad de Freddo a full: el sabor a dulce de leche es realmente delicioso y al morder se combina mágicamente con la galletita y genera esa sensación típica de "esto no tiene mucho sabor" al principio para que al momento en el que todo se combina en el paladar uno diga "aaaaahora siiiii". Delicioso. 


Alfajor helado de chocolate Freddo

Alfajor helado de mousse de limón Freddo

Les voy a confesar algo: un sabor que NUNCA pediría en una heladería es el limón. Por eso cuando me tocó la tarea de probar esto, lo hice con cierto temor. Pero les aclaro desde el vamos que todo temor fue infundado. Veamos por qué:

Como pueden apreciar, este alfajor helado comparte la misma cobertura que el anterior, y también solo por la mitad. La galleta es de un color amarillo claro y de un sabor suave y textura ligeramente más esponjosa que en la versión de dulce de leche, con un ligero sabor a vainilla. Lo mejor obviamente queda para el final: el relleno de limón es suave, agradable y sin esa presencia ácida que ciertos helados de este sabor suelen tener y del cual escapamos mucho. Todo esto ayuda mucho a que este pequeño postre redondo sea casi tan disfrutable como el de dulce de leche, por lo cual lo puedo recomendar con total tranquilidad. 



Mi recomendación: estos alfajores son una excelente sorpresa y un gran acompañamiento post almuerzo con familia y amigos. Ambas versiones son equilibradas, deliciosas y sin duda poner el broche de oro a cualquier comida. Si tenés problemas en considerarlas "alfajores" ¡pensá en que son helados y listo! ¡A disfrutar!

Puntuación final: 4 sobre 5.   

¿Tenés ganas de discutir con otros alfajómanos sobre el tema? Acá te dejo otros canales en los que me podés encontrar:

Seguime en Twitter: https://twitter.com/losalfajores
Y en la fanpage de Alfajómanos Unidos: https://www.facebook.com/AlfajomanosUnidos/

¡Salud y alfajores para todos!

Comentarios

Que bueno se ve el de limon!
Fede dijo…
Aaah... si el baño es repostería y no chocolate, que dificil que se le hace al resto el alfajor el levantar el puntaje... tenfríamos alfajores tan ricos en arg si utilizaron chocolate... en fin, luego del 2001, cdo vino la debacle económica, vino tb la caída de los baños de chocolate... un cuchillo en el corazón