Alfajores "Entre Dos" borrachitos negros de ron, whisky y cognac.

No soy un especialista en bebidas alcohólicas, de hecho soy muy débil ante cualquier cosa que posea alcohol, con un par de vasos de cervezas ya veo doble y el mundo se me mueve. Se imaginarán que si soy de decir pavadas cuando estoy sobrio, el nivel de boludeo mental que tengo cuando tomo apenas un poco más de la cuenta me puede hacer pasar muy malos momentos. Por eso me cuido de beber en cualquier reunión de amigos, para no pasar por esos momentos malos que muchos me han contado que ocurren cuando uno está realmente ebrio. 

Sin embargo con la repostería el alcohol tiene un efecto interesante, bien dosificado puede levantar y mejorar muchas preparaciones, como pasa con ciertas tortas. La marca de alfajores Premium "Entre Dos" (marca que probé hace unos años en Mendoza cuando conocí algunas variedades de alfajores mendocinos) se animó a saborizar alfajores al estilo "bebidas espirituosas". Se imaginarán mi felicidad cuando los responsables de la marca me ofrecieron enviarme sus nuevas creaciones, las que según ellos "me iban a encantar". Veamos si cumplen con su promesa. 

Presentación

Primero quiero hablar de lo bella que es la caja con las tres variedades que crearon. El frente tiene esas líneas en relieve que hablan de algo de buen gusto y nivel, y los colores elegidos para cada variedad los hace diferenciarse de forma clara y sin duda invitan a probar, aún si no sos un amante de las bebidas alcohólicas como yo. Realmente hermosa presentación que sin duda merece un aplauso. 





Alfajores "Entre Dos" de whisky y dulce de leche

alfajores negros entre dos whisky


Alfajores "Entre Dos" de cognac, dulce de leche y almendras picadas



Alfajores "Entre Dos" de ron, dulce de leche y crocante de maní


Dado que todas las variedades comparten características similares, vamos a describirlas juntas. Lo primero que hay que decir del tema de ponerle sabor a bebidas alcohólicas es que, si bien está presente y hace una diferencia muy interesante, no es una sensación fuerte que compita con los otros ingredientes, al contrario, todo está muy balanceado y la verdad es que uno se pregunta como a nadie se le ocurrió antes hacer algo así. (yo por lo menos no conocía alfajores así). 

El baño en todas las versiones es de repostería negro amargo, con un fuerte aroma a cacao y con una calidad muy buena, que casi me convence de ser chocolate hasta que leí los ingredientes, y es una capa gruesa y quebradiza deliciosa. No es chocolate, pero casi. En la versión de ron tenemos unos hermosos manís picados y en la de cognac unas almendras que complementan y le agregan una nota crocante muy interesante. 

Con respecto al relleno podemos notar una abundante capa de dulce de leche, que tiene casi el mismo tamaño que las galletitas sabor cacao, aunque para algunas personas puede llegar a ser un poco empalagoso. Por su parte la masa de las galletitas es lo suficientemente compacta para no generar un mar de migas y la mezcla con el alcohol es una gran combinación, como dije anteriormente. En resumen, el de ron tiene un sabor similar a los bombones Cabsha, y el resto genera sensaciones similares, por lo que sin duda por ser un sabor original y que acompaña un rato en el paladar, además de no caer pesados. Por todas estas razones les doy mi calificación:

4, 5 alfajores sobre 5. 




Y como siempre les deseo ¡Salud y alfajores!



Comentarios

Alan Carella dijo…
Probá los alfajores Atalaya. También te recomiendo los conitos.
Yo los compro en el parador Atalaya de Zárate.
Soy amante de los alfajores, estos me parecen unos de los mejores.
Saludos.-

Alan CG.
Que lindos los 3!!! Se conseguiran en Capital? Abrazo alfajorero!